48 reproducciones

Ningen no jôken (1961) 

Chuji Kinoshita

"La Condición Humana" es una película de 9 1/2 horas que pasan casi sin que uno se de cuenta, tal el poder del relato y el hechizo ilimitado de eso que llamamos cine. Descubrimiento cinéfilo tardío de una obra absolutamente indispensable e irrepetible. Demasiados directores norteamericanos (Kubrick, Coppola, Mallick, Eastwood, Cimino, Spielberg) han bebido de esta fuente, la han copiado -a veces sin ninguna sutileza- y producido a su vez obras maestras, pero ninguna se le acerca en complejidad. Kobayashi repasa meticulosamente todo aquello que nos transforma en seres inhumanos pese a los brutales esfuerzos de los idealistas por cambiar el estado de las cosas o mantenerse a salvo de la miseria moral. La fotografía supera a la de cualquier ruso (o eso me parece ahora, todavía bajo su influencia). Y Tatsuya Nakadai es otro descubrimiento (aunque ya lo había visto en “The face of another”). La edición de Criterion, para variar, es descomunal. Me resulta inconcebible (e intolerable) que no exista edición de esta banda sonora magistral. Lo que se escucha es ripeado de los títulos de la propia película. 

Julio Cortázar Centennial (1914 - 2014)

®icardoWatson, 2010.

100 años de Julio Cortázar (1914/2014)

100 años de Julio Cortázar (1914/2014)

Obreros colocando una araña en el Salón Dorado del Teatro Colón, antes de su inauguración, circa 1910.
Fot. desconocido

Obreros colocando una araña en el Salón Dorado del Teatro Colón, antes de su inauguración, circa 1910.

Fot. desconocido

bocio:

Bosphorus
®icardoWatson, 2014.

bocio:

Bosphorus

®icardoWatson, 2014.

bocio:

Ortakoy, Istanbul
®icardoWatson, 2014.

bocio:

Ortakoy, Istanbul

®icardoWatson, 2014.

42 reproducciones

1001soundtracks:

Aguirre, der Zorn Gottes (1972)

Popol Vuh

Retrospectivamente, no resulta nada sorprendente que a principios de los setenta -prácticamente cuando  despuntaba su carrera como realizador dentro del panorama del “nuevo cine alemán”- Werner Herzog decidiera filmar uno de los episodios más extremos de  la conquista de América: la aventura de la fatídica expedición que partió del Perú en búsqueda del fabuloso reino de El Dorado. El tema elegido (y su tratamiento), las condiciones en las que tuvo lugar la realización de Aguirre, la ira de Dios (1972) y el singular vínculo que a partir de allí unió al director con su actor fetiche, Klaus Kinski, sentaron de alguna manera un precedente. Tres décadas y cuarenta películas más tarde si hay una palabra con la que puede sintetizarse la obra de Herzog es extrema.

Mundo de quimeras, las Indias fueron un territorio fértil para que a lo largo del siglo XVI florecieran las leyendas sobre fabulosas ciudad con calles, casas y muebles revestidos de oro y piedras preciosas. Si hasta en el Río de la Plata tuvimos la del Rey Blanco, soberano de la Sierra de Plata, un imperio de incalculables riquezas al que se accedía desde el “mar Dulce” descubierto por Solís. Tras leer en un relato para niños unas líneas que contaban la historia del conquistador Lope de Aguirre, Herzog consultó los pocos documentos históricos disponibles, sobre todo el diario de Fray Gaspar de Carvajal, participante de la expedición que descubrió la desembocadura del Amazonas en el Atlántico tras haber partido de la altiplanicie peruana. Algunas de esas figuras le sirvieron de base a un guión que tuvo listo en solo tres días. Aunque en ningún momento la intención fue atenerse a los hechos históricos, el resultado alcanzado transmite una autenticidad pasmosa. Y a pesar de que los conquistadores españoles se expresan en alemán o en inglés (según se disponga de la copia original o la de su distribución internacional), la sensación que le queda al espectador es que está siendo un testigo privilegiado de ese brutal choque entre dos civilizaciones tan disímiles que fue el encuentro de Europa con America. Nada menos.

La expedición de la película está fechada en 1560 y muy acertadamente sintetiza el estado de las cosas tras dos décadas de presencia del europeo en tierras del Inca: exigentes viajes de exploración y descubrimientos, guerras civiles entre españoles que se disputan el suelo americano, trastrocamiento de las jerarquías, desordenes de todo tipo, situaciones siempre al límite. Reales o imaginarios, a sus conquistadores, mujeres, indios, frailes y soldados, Herzog los hizo transitar un universo alucinante, impredecible, depredatorio, muy en sintonía con los relatos dejados por los cronistas de los primeros tiempos de la conquista.

La secuencia con que abre Aguirre es fascinante y deja bien claro que el paisaje será uno de los protagonistas principales del film:  planos distantes de los Andes Centrales cubiertos por nubes acompañados de una música  entre electrónica, étnica y eclesiástica. Un millar de hombres descienden por las escarpadas laderas llevando consigo animales, cañones desmontados, sillas de mano, víveres, armas, caballos. Son los intrépidos que integran la expedición de Gonzalo Pizarro, acompañados por sus mujeres y los esclavos indios. En planos más cercanos, por delante de la cámara desfilan los personajes principales de esta epopeya histórica; se adentran en la selva virgen, el calor, los mosquitos. Este momento casi wagneriano se interrumpe con el estampido que provoca el desmoronamiento de un cañón. Después queda solo el sordo rumor del río, amenazante, infranqueable.

Como su casi contemporáneo (al menos en términos de rodaje) Apocalipsis Now, Aguirre también es un film-río y la crónica de una descomunal derrota con la que Herzog expresa su condena al colonialismo occidental. Lo desatinada de esa presencia en un paisaje casi mítico se vehiculiza también en las formas de comportamiento, mantenimiento de las jerarquías y ropajes que conservan los europeos, completamente inadecuados para la selva.

Nos sentimos tentados de afirmar que Aguirre, amen de una reflexión sobre el poder y la codicia, es también una de las primeras películas ecologistas. La hostilidad del entorno está siempre encarnada por el paisaje circundante: el clima desfavorable que mata como moscas a los indígenas de las tierras altas, la profusión de ramas que dificultan el avance, los afilados arrecifes que puntean el camino de los rápidos por los que avanzan las balsas. En ese sentido es extraordinario el tratamiento del sonido de la jungla amazónica, siempre en primer plano. Se percibe la presencia de otros indios, se adivina que son poco amistosos, pero la cámara no nos los muestra nunca o lo hace mediante planos muy largos, como en la secuencia del incendio del poblado. Pareciera entonces que es la propia naturaleza ultrajada la que arroja sus flechas envenenadas y aniquila a los expedicionarios. Esta idea esta bellamente reforzada en dos oportunidades: cuando el caballo cae de la balsa, al alcanzar la orilla es fagocitado por la selva. Escuchamos la agonía del animal pero no se nos muestra que o quien acaba con su vida. Tampoco conoceremos la suerte corrida por la noble Inés, quien tras el asesinato de su amante Don Pedro de Ursúa -el malogrado jefe del grupo que recorre el río en balsas, cuya muerte es ordenada por Aguirre- decide sacrificarse adentrándose en la selva como en un trance. “No hemos sabido nada más de ella, ni hemos visto ningún indio”, comenta más tarde uno de los personajes. De nuevo es la ominosa presencia de la jungla la que pone fin a su vida.

El otro gran protagonista de Aguirre es el actor que lo encarna: el alemán Klaus Kinski tenía detrás casi veinte años de carrera en el escenario y los sets, pero no sería hasta su encuentro con Herzog que se transformaría en una de las personalidades más intensas de la pantalla europea. Su Lope de Aguirre está poseído por la codicia, pero esta no se limita únicamente al oro que espera encontrar en El Dorado (que pareciera que sí es lo único que conmueve al resto de los conquistadores, del fraile para abajo) sino a la ilusión de la trascendencia. En su delirio destrona simbólicamente a Felipe II y lo expulsa de “sus” tierras (las que espera conquistar) antes de especular con la fundación de una nueva dinastía nacida de la unión con su propia hija. Su actuación está sostenida desde lo físico. Al propio Kinski se le ocurrió que Aguirre debería tener el aspecto de un cojo, para que no pareciera que su poder emanaba de su fuerza física (“caminaré de lado, como un cangrejo (…) no necesitaré ninguna prótesis (…) acostumbraré mi columna vertebral a la joroba. Con mi postura, sacaré los cartílagos de las articulaciones y manipularé su gelatina”). Su rostro transmite insolencia, soberbia, desprecio, ira, ansiedad. El único rastro de humanidad del personaje es la ternura incestuosa que demuestra por su hija.

A los actores y al equipo de rodaje también les tocó sufrir en carne propia las fuerzas desatadas de la naturaleza y el veleidoso carácter del director y su estrella. La fiebre, la desnutrición, el calor, las enfermedades tropicales y la sed los acompañaron en los dos meses que vivieron en el Amazonas en condiciones muy similares a los personajes de la película. Evidentemente, Herzog estaba convencido que poner a sus actores al límite de sus posibilidades físicas contribuiría al verismo de su obra. Pero la relación entre el director y su actor principal se volvió tan tirante como legendaria, con enfrentamientos a punta de pistola y permanentes insultos. En sus memorias, Klaus Kinski lo tilda de “miserable, rencoroso, envidioso, apestoso a ambición y codicia, maligno, sádico, traidor, chantajista, cobarde y un farsante de la cabeza a los pies” (Yo necesito amor, Klaus Kinski, 1991). Pese a ello volvieron a coincidir en otros cuatro títulos, indudablemente por la conciencia que tenía cada uno de lo beneficiosa que resultaba la relación en términos cinematográficos.

Curso de Historia Argentina

En los últimos años la Argentina ha vivido un retorno de las referencias a su pasado en los discursos públicos después de cerrar el siglo XX con el “fin de la historia” como leitmotiv. Una mirada atenta al fenómeno observará, sin embargo, que lo que ha vuelto es el recurso a la historia como fuente de sentido y legitimidad de la política pero las alusiones, nombres y acontecimientos celebrados o denostados no son siempre los mismos de antes. La divergencia de interpretaciones va de la mano de las querellas políticas y esto, que no es novedad, se ha traducido en una enorme producción de libros y videos de tema histórico.

Este panorama de variedad en la oferta y disparidad en la calidad de los contenidos puede resultar desconcertante, pero es posible abrirse paso en este laberinto y encontrar pautas para pensar el pasado argentino sin los vicios usuales de las comparaciones simplistas, los anacronismos o el maniqueísmo infantil de héroes contra villanos. La investigación histórica en las universidades nacionales ha experimentado, desde 1984, una renovación y una maduración profesional inéditas en nuestro país y aunque gran parte de su producción se encuentra publicada, no siempre es de fácil acceso para el público no especializado y suele decirse que falta mucho por hacer en materia de difusión y síntesis.

Proponemos este curso de Eternautas como una guía para quienes quieran aproximarse a temas de historia política, económica y social de la Argentina desde una perspectiva abierta y plural, con contenidos actualizados y apuntando, como siempre, a la reflexión y la crítica.

Clase 1 – Antes de la revolución: el Virreinato del Río de la Plata (1776-1810).

El imperio ultramarino de los Borbones en perspectiva europea y americana.

Particularidades de la región rioplatense a fines del siglo XVIII. La reforma colonial y la era de las revoluciones atlánticas (independencia de los Estados Unidos y Revolución Francesa). Impacto de la guerra napoleónica en España y las invasiones inglesas al Río de la Plata.

 Clase 2 – De la Revolución de Mayo a la Confederación (1810-1831).

Crisis de la monarquía. “Juntas como en España”. Restauración e independencias hispanoamericanas. Ensayos de una constitución para las Provincias Unidas del Río de la Plata: pretensiones de hegemonía porteña y primeros conflictos interprovinciales. La crisis de 1820. La experiencia de Rivadavia en el gobierno de la provincia de Buenos Aires. El proyecto fallido de la república unitaria y la guerra con Brasil. Enfrentamientos entre federales y unitarios. Formación de una endeble liga de provincias soberanas.

Clase 3 – La Confederación y las guerras civiles (1830-1852).

Los años de Rosas: guerra civil, gobierno dictatorial y una confederación a la medida de los intereses porteños. Expansión ganadera y frontera pampeana. La “mazorca”. La generación de 1837 y los exilios. Cambios económicos a mediados del siglo XIX.

Clase 4 –  El arduo camino de la república posible: 1852-1880.

Pronunciamiento de Urquiza contra Rosas. Batalla de Caseros. El Acuerdo de San Nicolás para el Congreso Constituyente. Secesión porteña. Constitución y agonía de la Confederación Argentina. Las “presidencias fundacionales” después de Pavón. La guerra del Paraguay y las rebeliones contra el gobierno nacional. Conquista del “desierto” y del Chaco. El conflicto de 1880 y la federalización de Buenos Aires.

Clase 5 – Del Ochenta al Centenario.

El régimen del PAN: liga de gobernadores y fraude electoral. Crecimiento exportador, inversiones extranjeras, inmigración masiva. Fortalecimiento del Estado: matrimonio civil, ley de educación, organización del ejército y tratados de límites. Conflictos sociales y políticos: primeras huelgas y sindicatos, organizaciones anarquistas y socialistas. El noventa: crisis y revolución. La formación de la UCR.  

Clase 6 – El ensayo de una transición a la república verdadera: 1910-1930.

Centenario: luces y sombras. Reforma electoral de 1912 y el nuevo escenario político. Impacto de la primera guerra mundial y la revolución rusa. La “semana trágica”. Tensiones políticas durante las presidencias radicales.  Cambios internacionales durante los años 20. La crisis económica mundial de 1929. El golpe de estado de 1930.

Clase 7 – La república imposible: 1930-1943.

El breve experimento autoritario de Uriburu y la restauración de la república fraudulenta. La depresión económica internacional y sus consecuencias: crecimiento industrial, nueva política económica, pacto Roca-Runciman. Migraciones internas. El nuevo protagonismo político del Ejército y la Iglesia. El auge de los totalitarismos en Europa. Tensiones políticas dentro de la Concordancia tras la presidencia de Agustín P. Justo. La segunda guerra mundial, Pearl Harbor y la presión diplomática de los Estados Unidos. Golpe de estado de 1943.

Clase 8 –  Ascenso y caída del peronismo: 1943 a 1955.

La dictadura del GOU y un coronel llamado Perón. Política hacia los sindicatos desde la Secretaría de Trabajo y Previsión. Alineaciones de los partidos y la opinión pública durante y después de la guerra. Octubre de 1945. La “nueva Argentina”: proyectos y realidades. Las nacionalizaciones y primeros años peronistas. Reforma constitucional del 49. Las tensiones del ‘51: golpe fallido y ‘peronización’. La crisis del ‘52. El deterioro económico: tensiones sociales y políticas. El conflicto con la Iglesia. El bombardeo y el derrocamiento.

Dictado por Julián Giglio.

Frecuencia: un encuentro semanal.
Horario: martes de 18.30 a 20.30 hs.
Duración: 2 meses.
¡Empezamos el 2 de septiembre!
$800 (8 encuentros)

RESERVAS, INSCRIPCIONES y PROGRAMA
Los cursos se dictan en la sede de Eternautas
Av. Pte. Julio A. Roca 584, 7º Piso.
5031.9916 /(15) 4173.1078
consultas@eternautas.com

Historia de la Arquitectura en Buenos Aires

image

image

Mar del Plata, Montevideo, Rosario, Córdoba.

Un curso de ETERNAUTAS  dictado por Arq. Eduardo Masllorens

Programa de 8 clases (jueves septiembre/octubre 2014)
1.- INTRODUCCION A LOS CONCEPTOS y SIGNIFICADOS DE LA ARQUITECTURA

Breve reseña de la historia de la arquitectura. - La evolución del concepto de Estilo en arquitectura. - La arquitectura como expresión social y cultural. - Las tecnologías constructivas.

2.- BUENOS AIRES COLONIAL Y ALDEANA (1580 – 1870)

Las invariantes hispánicas en la arquitectura y urbanismo colonial. - La vivienda, usos y costumbres. - Los edificios y espacios públicos. - Los vientos del Iluminismo, el neoclásico en Buenos Aires.

3.- LA ARQUITECTURA COMO SIMBOLO DEL PROGRESO (1870 – 1925)

Las influencias europeas y el rol de la oligarquía porteña. - Los nuevos temas arquitectónicos, las nuevas necesidades. - La arquitectura como reflejo de la estratificación social y cultural de la ciudad. - L’Ecole des Beaux Arts en Buenos Aires. - El eclecticismo como proyecto cultural. - El aporte de la inmigración a la arquitectura de la ciudad. - La arquitectura del Estado. - Los movimientos de renovación arquitectónica en Buenos Aires Art Nouveau, Secesión Vienesa, Modernismo Catalán, Escuela de Glasgow. etc. ) como expresión de la nueva burguesía industrial.

4.- LA MODERNIDAD (1925 – 1950)

El Art Decó, el “estilo del futuro”, con el ADN “correcto”.- La influencia de los movimientos de la Arquitectura Moderna (Bauhaus, Le Corbusier,
F.LL.Wright, Escuela de Chicago etc.).- El “estilo Racionalista” como nuevo perfil urbano de la ciudad.- La reacción conservadora.- La arquitectura fascista como símbolo del poder del Estado.- La vivienda de interés social, los primeros planes.- Obras y Arquitectura del período peronista (1946-1955).


5.- LOS PIONEROS DE LA ARQ. MODERNA EN BUENOS AIRES (1950-1960)
- Las obras de: BKF (Arqtos. Bonnet, Kurchan, Ferrari Hardoy), SEPRA (Sánchez Elía, Peralta Ramos y Agostini), Arq. Mario R. Alvarez, Arq. Wladimiro Acosta. Arq. Clorindo Testa.- Estudio Arqtos. Aslan y Ezcurra, Amancio Williams entre otros.


6.- BUENOS AIRES, LA ARQUITECTURA GLOBAL (1960 – 2009)
- El International Style en el mundo y en Buenos Aires.- La reforma del Código de Planeamiento y la aparición de nuevas tipologías arquitectónicas.- La arquitectura corporativa – Puerto Madero.- Análisis de las obras más significativas del periodo.


7.- MAR DEL PLATA, la arquitectura del ocio, la Biarritz de Sudamérica. MONTEVIDEO, la ciudad balneario. La arquitectura “bizarra”.


8.- ROSARIO, la ciudad de los inmigrantes. La Chicago argentina. CORDOBA, entre la tradición y la modernidad, la rebeldía y lo conservador.


INFORMACIÓN GENERAL:

Curso dictado por el Arq. Eduardo Maslllorens.
Fecha de inicio: Jueves 04 de Septiembre.
Frecuencia y horarios: Jueves de 18.30 a 20.30 hs.
Lugar: Oficina de Eternautas Av. Pte. Julio A. Roca 584 7° piso.

Costo total del curso: $800.- (2 meses / 8 clases).
Formas de pago: efectivo, transferencia o depósito bancario.

- La fecha de inscripción finaliza el jueves 28 de Agosto -

EL CURSO DEBE ESTAR PAGO UNA SEMANA ANTES DEL INICIO

Informes e inscripción: 5031.9916

consultas@eternautas.com

15.4173.1078

Curso Literatura y Ciudad

image

¿Qué huellas podemos rastrear en los espacios urbanos acerca de lo que se escribía mientras la ciudad se volvía moderna? ¿Y qué nos dicen esos textos hoy sobre nuestra ciudad? ¿Cómo aparece o desaparece Buenos Aires en la obra de los escritores del siglo XXI?
Nos proponemos leer estas relaciones fluctuantes, siempre escurridizas, en la narrativa y poesía argentinas de los siglos XX y XXI. La ciudad como espacio poético, como referencia directa, como excusa narrativa, como metáfora, como estado mental.

Algunos nombres que nos acompañarán en este curso de Eternautas son: Borges, Emma Barrandeguy, Arlt, Nicolás Peyceré, Esther Cross, Fabián Casas, Beatriz Sarlo, Daniel Helder, Hernán Lucas, Julián López… y siguen las firmas.

Trabajaremos con obras de algunos escritores consagrados y de otros menos conocidos, intentando trazar un mapa propio de lecturas y una cartografía literaria personal de la ciudad que recorremos a diario.

PROGRAMA

Clase 1: Una aproximación a la ciudad. Desde el borde hacia adentro, desde el centro hacia afuera. La ciudad desde la crítica teórica y desde la experiencia poética.
Fundación mítica de Buenos Aires, Jorge Luis Borges
Algunas aproximaciones teóricas de Walter Benjamin y Jean-Luc Nancy
Perdidos en la ciudad, Carlos Gamerro
 
Clase 2: Buenos Aires ¿ciudad moderna?
Selección de poemas de Oliverio Girondo
Fragmentos de La cabeza de Goliat, Ezequiel Martínez Estrada
Buenos Aires, el exilio de Europa, Beatriz Sarlo
 
Clase 3: La ciudad captada. Crónicas y croquis urbanos de ayer a hoy.
Selección de Aguafuertes de Roberto Arlt
Fragmentos de Aquilea, crónicas de una librería, Hernán Lucas

Clase 4: La ciudad mítica. “La vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser”. Nostalgia y ficción literaria en la construcción de una voz.
Selección de poemas de Borges (década del 20)
Selección de poemas de Miguel Angel Petrecca y Rodolfo Edwards

Clase 5: La ciudad pública y la ciudad privada. Puertas adentro se construye el espacio íntimo del lenguaje. La calle se entrevé y se escucha hasta que a veces irrumpe.
Fragmentos de Adoro de Osvaldo Bossi
Fragmentos de Los días sentimentales de Nicolás Peyceré
Fragmentos de Una muchacha muy bella, Julián López
 
Clase 6: La ciudad velada y develada. Buenos Aires vista desde dentro de una clase social. Dos miradas femeninas: ojos de niña, y ojos de muchacha que quiebra el orden establecido.
Cielo de claraboyas de Silvina Ocampo
Fragmentos de Habitaciones de Emma Barrandeguy
 
Clase 7: La ciudad -barrio, o la parte por el todo. Cómo se construye literariamente la mística de un barrio (Once-Boedo) en el siglo XX y en el XXI
Selección de textos de Elías Castelnuovo, Fabián Casas y Daniel Durand
Consolación por la baratija, Marcelo Cohen
 
Clase 8: La ciudad arquitectónica. Edificios emblemáticos, tipologías, y representaciones literarias.
Kavanagh, Esther Cross
El otro cielo, Julio Cortázar
 
Clase 9: La ciudad y sus bordes. Desde el límite que separa campo y ciudad, hasta las villas miseria y los márgenes de la ciudad desindustrializada.
Fragmentos de La Villa, César Aira
Selección de poemas de Daniel Samoliovich y Daniel G. Helder
 
Frecuencia: un encuentro semanal.
Horario: Miércoles de 18.30 a 20.30 hs
Precio: $900
La inscripción cierra el viernes 29 de agosto
Comenzamos el miércoles 3 de septiembre

Los cursos se dictan en la sede de Eternautas
Av. Pte. Julio A. Roca 584, 7º Piso.
5031.9916 /(15) 4173.1078
consultas@eternautas.com